De espaldas

A veces ando sin sentir el suelo en mis pies, me desplazo sin tener muy claro el rumbo, sin saber exactamente hacia dónde estoy caminando. A veces escucho lo que no veo, miro lo que no siento, cruzo la distancia para ponerme al oído de aquellos que nunca he conocido y que seguramente nunca conoceré. A veces imagino la vida de los demás, desde la distancia segura del pasillo del metro, imagino que escucho sus pensamientos, que se exactamente lo que sienten.

Camino por el medio de la ciudad obviando el ruido de los coches, el murmullo de la gente, congelo miradas, movimientos y salto de mi cuerpo en marcha moviéndome en medio de la multitud como si fuera un fantasma, ralentizo el tiempo y observo una por una cada persona que camina, despreocupada, sin saber, sin ser consciente de que alguien imagina sus vidas. A veces ando sin tocar el suelo, sin ser capaz de acercarme, de descubrir, sigo caminando como un fantasma en medio de toda aquella multitud con tantos mundos individuales y no me atrevo a dejar que mis pies toquen el suelo, a poner un paso delante de otro y entrar en un espacio común entre ellos y yo. A veces me descubro caminando y mirando espaldas, imaginando que soy capaz de acercarme y preguntar: Hola, quiero conocer tu vida.

histografia2.deespaldas.002 histografia2.deespaldas.001 histografia2.deespaldas.003 histografia2.deespaldas.004 histografia2.deespaldas.006 histografia2.deespaldas.005 histografia2.deespaldas.007 histografia2.deespaldas.008 histografia2.deespaldas.010 histografia2.deespaldas.011 histografia2.deespaldas.009 histografia2.deespaldas.012

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2020 Abel Vilches all rights reserved

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?